Curso

Soporte de Cargas con Geoceldas

Al finalizar este curso, usted podrá diseñar refuerzos del terreno con Geoceldas, para mejorar la capacidad portante. Las Geoceldas permiten construir en suelos de mala calidad, introduciendo, en el terreno, sistemas tridimensionales, fuertes y ligeros que se fabrican a partir de polietileno de alta densidad (HDPE), con uniones soldadas por ultrasonido. Vienen en la forma de tiras que se pueden expandir in situ para formar una estructura similar a un panal de abejas; cuyas células son rellenadas con suelo que es confinado dentro de las paredes celulares. El conjunto forma un estructura semirrígida. La altura de las geoceldas, así como el tamaño de cada unidad celular puede variar según requerimientos de diseño.

10 Lecciones

Este curso, sobre Soporte de Cargas con Geoceldas, está dirigido a estudiantes, ingenieros y proyectistas, así como a todos los profesionales en general, que estén interesados en conocer y profundizar en los procedimientos de cálculo y ejecución de este tipo de actividades.

Las geoceldas se suelen emplear en muchas áreas de ingeniería geotécnica, entre ellas: muros de contención, protección contra la erosión, bases de pavimentos, estacionamientos, carreteras, revestimiento de canales, etc. Sin embargo, es oportuno recordar que las geoceldas fueron diseñadas, inicialmente, para mejorar la capacidad de soporte del suelo.

Por otro lado, construir obras, en suelos blandos, es casi siempre un reto para los ingenieros geotécnicos; ya que implica riesgos considerables tales como: fallas del terreno (locales y globales), grandes deformaciones y fenómenos diferidos en el tiempo.

Usadas como refuerzo; las geoceldas aumentan satisfactoriamente la capacidad portante del suelo, lo que permite su uso para mejorar las propiedades geomecánicas del terreno. A este respecto, este curso presenta un método para calcular la capacidad portante de un terreno reforzado con geoceldas, tomando en cuenta la capacidad portante del terreno y los mecanismos de refuerzo de geoceldas. Para ello se toma en consideración el efecto de la dispersión de tensiones, y el efecto de confinamiento que producen las geoceldas rellenas.

El método propuesto es contrastado con los resultados experimentales de laboratorio, de varios investigadores, y también se compara con otros métodos de cálculo. Los resultados muestran que la capacidad portante obtenida, siguiendo el método propuesto, proporciona un mejor ajuste, a los resultados experimentales, que otros métodos. De la misma forma, el método que se estudia en este curso, incorpora las diferentes características de las geoceldas (geometría), el suelo de cimentación y el relleno de geocelda (arena y arcilla), y la forma de la carga (circular, rectangular, banda).